comercio A partir de lo anterior se podría definir el comercio transfronterizo como un intercambio que es producto de las diferencias estructurales nacionales y que la contigüidad espacial de ciudades lo facilita. Su popularidad ha mostrado un crecimiento tan rápido que en la actualidad las operaciones FX (mercado de divisas) están clasificadas como lo más alto entre el resto de activos de los mercados financieros. Por lo tanto, los resultados relacionados con aprovechamiento de oportunidades son robustos, pues aun considerando los efectos fijos, los países de América Latina no presentan resultados inferiores a los del resto de las regiones, excepto en el período inicial y solamente en el caso de Japón y otros países de Asia, lo cual parece deberse a cuestiones históricas que no se modifican durante el período de análisis. Sin embargo, el análisis de Alegría (1992) se distingue del resto en caracterizar lo que define a los procesos transfronterizos y los diferencia de aquéllos meramente nacionales y transnacionales por medio de flujos.

forex Según Alegría (1992), se pueden identificar tres tipos de procesos: nacionales, binacionales y transfronterizos. El diferencial de lo observado con respecto al pronóstico será el efecto transfronterizo o lo que Alegría (1992) llama la expresión y consecuencia de la contigüidad espacial. Los binacionales incluyen dos tipos de relaciones relevantes para el análisis urbano: una entre países, denominada transnacional (puente de comunicación entre dos países que no depende de una localización fronteriza, y cuyo origen y destino es ubicuo en cada territorio nacional —exportaciones e importaciones y migración internacional); del otro tipo de relación, que se da en el ámbito regional, se derivan los procesos transfronterizos como expresión y consecuencia de la contigüidad espacial de diferencias estructurales, lo que da lugar a actividades como la maquila de exportación, la migración itinerante transfronteriza, la transmigración, el comercio transfronterizo de subsistencia y el turismo. Si se considera al comercio como una función del lugar central, entonces nos lleva a la hipótesis de que las ciudades fronterizas logran ventas superiores o una mayor especialización comparadas con las de una ciudad no fronteriza de la misma jerarquía en un sistema nacional. La población se toma como una variable instrumental que mide la jerarquía o el grado de centralidad de un área urbana.

Independientemente del origen de los bienes se puede afirmar sin demasiado temor que el contrabando en cierto sentido democratizó el consumo de bienes que en principio se pueden considerar como destinados a la elite. La centralidad de un lugar no depende del espacio sino de la función que tiene; es decir, existen una variedad de lugares centrales que van desde aquéllos que se especializan en funciones (por ejemplo, comercio, industria, entre otras) ubicuas o dispersas —que pueden encontrarse en varios lugares—2 y en aquellos bienes y servicios que son producidos centralmente. El surgimiento del Estado-nación —cuyas características fundamentales son la autonomía y soberanía sobre el espacio que define el territorio nacional— no necesariamente coincide con la distancia económica y umbral de un lugar central. Desde el surgimiento de las primeras civilizaciones, el comercio ha sido una pieza fundamental en la vida del ser humano. Consecuentemente, un consumidor estará dispuesto a recorrer una distancia más larga para adquirir un bien o servicio central. En consecuencia, el umbral de un bien central será mayor al de un bien o servicio disperso. Este estudio utiliza el método de cuadrados mínimos ordinarios (CMO) para calcular el nivel de ventas que le corresponderían a un lugar central o ciudad determinada.

La ventaja de usar CMO es que, una vez que se calculan los parámetros de cada variable, las ventas se pueden cuantificar para cualquier ciudad con una población e ingreso diferentes; es decir, la línea de regresión representa un promedio móvil. Arroyo A., Jesús (comp.), 1995, Y ante todo la población rural persiste. El ingreso se incorpora como una variable de control basada en la teoría keynesiana, que afirma que el consumo está en función del ingreso disponible de la población o, en otras palabras, las ventas al menudeo tienen una elasticidad de ingreso superior a uno. Tomando en cuenta que los gobiernos locales necesitan recursos para financiar proyectos para superar el creciente rezago de infraestructura y servicios que el crecimiento económico y poblacional de las ciudades fronterizas demanda, sería pertinente diseñar un esquema para que los fondos que se recaudan como producto de la regla 3.323 sean compartidos por ambas ciudades para financiar proyectos conjuntos que les permitan mejorar la calidad de vida en la frontera. Los brokers son personas (física o jurídica) que actúan como intermediario en una operación por cuenta ajena a cambio de una comisión, ya sea un agente, un corredor, un comisionista, etc. En este trabajo, lo que nos interesa es calcular el valor de las ventas al menudeo de El Paso como parte de una jerarquía de ciudades.